En promedio, la mayoría de los estadounidenses gastan aproximadamente 90% de su tiempo en interiores. Se piensa mucho en el diseño de interiores que muchos de nosotros pasamos por alto en nuestra vida cotidiana. Con tanto tiempo que pasamos de un edificio a otro y de una casa a otra, el diseño de interiores está por todas partes y tiene un gran dominio sobre nosotros.

Estudiar la importancia del diseño de interiores puede ayudarnos a comprender el impacto que tiene nuestro entorno y cómo podemos utilizarlo.

  1. Muestra tu personalidad

Gasta mucho tiempo y dinero para seleccionar cuidadosamente todas las piezas perfectas para su hogar que reflejen su personalidad. Ya sea una casa de campo moderna, minimalista o de mediados de siglo, el estilo de su hogar dice mucho de usted. La vida familiar, las relaciones y los intereses se pueden mostrar fácilmente mediante el uso del diseño de interiores. Una estantería repleta pertenece claramente al lector ávido, mientras que una familia numerosa puede optar por enfatizar decoración de la sala de medios.

  1. Diseña espacios confortables

Hace un tiempo que sabemos el efecto que tienen las diferentes estéticas en nosotros. Estudiar las emociones provocadas por los colores se ha vuelto popular para crear la atmósfera más cómoda para las habitaciones adecuadas. Los tonos vibrantes son excelentes para promover la socialización, los neutros suaves funcionan mejor para los dormitorios y algunos colores más oscuros son mejores para guardar para las paredes decorativas.

Las texturas también influyen en cómo nos sentimos en una habitación. Es más probable que las habitaciones familiares acogedoras tengan texturas suaves y lujosas. Las texturas duras y elegantes como el mármol y los metales tienen una sensación más fría, pero funcionan bien para la estética moderna.

  1. Maximiza la productividad

Muchos trabajadores dirían que el diseño de su lugar de trabajo puede tener un impacto en su productividad. Los diseñadores de interiores saben qué tan bien se desempeñan las personas en ciertos entornos y diseñan espacios de trabajo para ayudar a los trabajadores a ser más productivos. Las opciones como la luz, el color y el diseño son aspectos que los diseñadores de interiores tienen en cuenta cuando tienen en cuenta la productividad. Las empresas pueden tener su preferencia entre una oficina de planta abierta para fomentar la colaboración o tener más oficinas separadas para la privacidad, dependiendo de cuál sea su cultura.

  1. Crea habitaciones funcionales

El aspecto y la sensación de una habitación son importantes, pero no servirán de mucho si el espacio no es funcional. Las habitaciones y las habitaciones de hermosa decoración pueden sentirse como un museo si no hay practicidad. Los buenos interiores no son todos iguales en todos los ámbitos. Los interioristas saben aprovechar al máximo determinados espacios, desde pequeños apartamentos hasta grandes viviendas. Sin una buena comprensión o cuidado del diseño de interiores, terminaríamos con habitaciones desordenadas y espacios vacíos incómodamente. Las decisiones conscientes, como la ubicación de los muebles y el almacenamiento, pueden ayudar a garantizar que una habitación fluya con facilidad.