El espacio para home office es cada vez más apetecido en los hogares: si estudiar o trabajar desde casa marca la diferencia a la hora de tener un ambiente (o parte de él) preparado para ello.

En tiempos de pandemia, el trabajo remoto, o muchas veces llamado home office, se ha convertido en la alternativa más segura para cualquier persona, convirtiéndose en una realidad en la vida de muchas personas. Y créanme: ¡este cambio ha llegado para quedarse!

Entonces, si estás buscando invertir en tu home office mientras tanto tú como tu pareja trabajan desde casa, haciendo este espacio más práctico, cómodo y organizado, mira aquí estos imperdibles tips para decorar tu home office.

1. Prioriza la privacidad y la comodidad

Antes de salir a elegir el lugar de la casa donde estará el home office, piensa en estas preguntas: Quién usará este espacio? ¿Cuántas personas van a trabajar al mismo tiempo? ¿Qué necesita tener para satisfacer sus necesidades?

La oficina en casa debe ser un ambiente tranquilo, reservado y cómodo, independientemente de si la usarás para estudiar, trabajar o crear.

2. Elige la mesa ideal

La mesa de trabajo puede ser de varios tipos: escritorio, sobre de caballete, mueble planeado. La elección dependerá mucho de tu estilo, así como de tus necesidades. Siempre prefiera colocar la mesa junto a la ventana, para tener una buena iluminación en el plano de trabajo. También depende de cuántas personas compartirán este escritorio, si son una pareja de recién casados ​​​​y tienen que trabajar desde casa al mismo tiempo, será necesario considerar pareja-trabajo-escritorio para su oficina en casa, tenga en cuenta la limitación de espacio que tiene.

En cuanto al tamaño de la mesa, es importante definir el espacio que necesitas: ¿utilizarás una notebook o un monitor? ¿Utiliza otros materiales, como hojas de papel, libros o carpetas? No tiene sentido comprar la mesa, solo pensar en encajar en el espacio si luego se vuelve pequeño e incómodo para ti.

Si usa un monitor, asegúrese de tener espacio en la mesa para colocar el mouse y el teclado al mismo nivel, y que la pantalla esté al menos a un brazo de distancia de sus ojos.

Vea también la altura de la mesa, para que su vista esté a la altura de la parte superior de la pantalla o más alta. Si elige tener un TV en la oficina en casaes importante pensar en la posición y el tamaño de la mesa, para que el televisor quede a una distancia cómoda (esto también dependerá del tamaño de pantalla que elijas).

3. Invierte en una silla cómoda

La postura mientras trabajas es importante porque evitará que sufras lesiones a largo plazo. Por eso merece la pena invertir en una silla ergonómica, con opciones de ajuste y muchas comodidades.

Sobre todo si pasas mucho tiempo frente a la computadora, es importante que tenga un respaldo mullido, reposabrazos, asiento cómodo, ruedas para facilitar el movimiento y ajuste de altura.

Pero si odias estas “sillas de oficina” y quieres tener en tu oficina de casa una silla de diseño, diferente y con personalidad, elige una que te resulte lo más cómoda posible. Prefiere el respaldo y el asiento tapizados, y no compres antes de probar la altura: siéntate en la silla y mira si, con la espalda apoyada en el respaldo, puedes apoyar todo el pie en el suelo.

4. Asegurar una buena iluminación

A ambiente bien iluminado es esencial para promover la comodidad y la productividad en su trabajo, ayudar a la concentración y mejorar la visión. Por eso, prefiere espacios con ventanas y buena iluminación natural, con la mesa junto a la entrada de luz.

Home office en tonos verdes, con espacio para otros muebles e interferencia positiva en la iluminación natural.

Pero tenga cuidado con el exceso de luz, especialmente si usa una computadora: el deslumbramiento perjudica la vista de la pantalla y la luz directa puede dañar la máquina. Por eso, invierte en cortinas para controlar la luminosidad y asegurar tu comodidad.

En cuanto a la luz artificial, prefiere la luz blanca en la habitación, que aumenta la atención. Si el ambiente de tu oficina en casa está mal iluminado, invierte en lámparas de escritorio, que aseguran una buena iluminación enfocada en el plan de trabajo.

5. Usa utensilios de organización

Un espacio organizado es fundamental para aumentar la productividad en el trabajo, la concentración en los estudios e incluso la creatividad. Hay muchas formas de organizar tu oficina en casa, con practicidad y belleza.

Estantería y los nichos colgantes son ideales para espacios pequeños y para quienes buscan ahorrar dinero. Si te gusta tener tus libros a mano y disfrutas mezclando piezas decorativas en tu espacio de trabajo, esta es una buena opción para hacer tu oficina en casa más práctica y bonita.

Ahora bien, si tienes mucho material que guardar y quieres disimular el desorden, puedes optar por un armario. Según el espacio que necesites, puede ser alto, de sobremesa o suspendido en la pared. ¿Le parecen demasiado aburridos los modelos de armarios de oficina? Intente renovar muebles antiguos o compre un elegante buffet para organizar y decorar la oficina en casa.