El mundo está lleno de gente extraña. A veces, no hay manera de escapar de ellos. Cuando te mudas a un nuevo vecindario, es posible que te encuentres con algunos vecinos extraños. A veces, puede averiguar acerca de sus vecinos antes de mudarse. Verificaciones de antecedentes puede ayudar si nota algo sospechoso. Pero otras veces, es posible que no se entere de ellos hasta que sea demasiado tarde. Aquí hay cinco tipos de vecinos extraños y cómo tratar con ellos.

5 tipos de vecinos extraños y cómo lidiar con ellos: extraño, maloliente, vecino, desordenado, ruidoso, espeluznante

El vecino entrometido

El vecino entrometido es el que siempre está metiendo las narices en tu negocio. Es posible que lo llamen para preguntarle sobre su día o que intenten pasar por su casa sin previo aviso. También pueden husmear en su correo o escuchar sus conversaciones telefónicas.

La mejor manera de tratar con un vecino entrometido es ser cortés pero firme. Hágales saber que aprecia su preocupación, pero valora su privacidad. También puedes intentar desviar su atención preguntándole sobre su vida o invitándolo a tomar un café.

Lo mejor es tratar de ser amigable con un vecino entrometido. Si sienten que pueden confiar en ti, es posible que no estén tan inclinados a husmear. Sin embargo, puede llegar un momento en el que necesites ser un poco más firme. Si están cruzando los límites o te hacen sentir incómodo, házselo saber.

El vecino ruidoso

El vecino ruidoso es el que hace mucho ruido, ya sea a propósito o por accidente. Es posible que tengan fiestas ruidosas a altas horas de la noche o pongan la música demasiado alta durante el día. También pueden dar portazos o pisotear su apartamento.

Lidiar con el vecino ruidoso puede ser complicado. Si intentas confrontarlos, es posible que se pongan a la defensiva y se vuelvan aún más ruidosos. No necesariamente quieres ser el aguafiestas que les dice que se callen todo el tiempo. Sin embargo, tampoco querrás que su ruido te mantenga despierto toda la noche.

La mejor manera de lidiar con un vecino ruidoso es hablar con él. Hágales saber que su ruido lo está molestando y vea si están dispuestos a hacer un esfuerzo para ser más silenciosos. Si no son receptivos, puede hable con su arrendador o con la policía.

El vecino desordenado

Estos son fáciles de detectar. El vecino desordenado es el que nunca recoge la basura, deja crecer el césped o no lava el auto. También pueden tener muchas cosas apiladas en su jardín o en su porche.

Un vecino desordenado puede ser una molestia, pero no necesariamente está haciendo algo malo. A menos que su desorden esté causando daños o creando un peligro para la salud, no hay mucho que pueda hacer al respecto.

Si quieres lidiar con un vecino desordenado, la comunicación es clave. Explíquele que su desorden lo está molestando y vea si está dispuesto a limpiarlo. Si no son receptivos, es posible que tengas que aprender a lidiar con eso. Después de todo, es su propiedad, no la tuya.

El vecino espeluznante

Este es el más peligroso. El vecino espeluznante es el que te hace sentir incómodo o inseguro. Podrían mirarte fijamente, seguirte o hacer comentarios lascivos. También podrían intentar ingresar a su hogar sin permiso o dañar su propiedad.

Si tienes un vecino espeluznante, es importante actuar de inmediato. Hable con su arrendador o con la policía y hágales saber lo que está pasando. Si está en peligro inmediato, llame al 911. No intente confrontar al vecino espeluznante usted mismo. Lo mejor es dejar que alguien más se encargue.

El vecino apestoso

Por último, pero no menos importante, está el vecino apestoso. Este es el que nunca parece tomar una ducha o lavar su ropa. También pueden tener muchas mascotas que hacen que todo el vecindario huela mal.

Tratar con este tipo de persona es difícil. La gente no suele terminar así a menos que haya un problema más profundo. Si desea ayudar, puede tratar de hablar con ellos y ver si están dispuestos a recibir ayuda. Sin embargo, es posible que deba mantener la distancia y esperar que finalmente capten el mensaje.

¡Así que ahí lo tienes! Cinco tipos de vecinos extraños y cómo tratar con ellos. Solo recuerda, la comunicación es clave. Si puede hablar con su vecino y llegar a una resolución, eso es ideal. Pero si no, siempre hay otras opciones disponibles.