Probablemente hayas visto una alfombra oriental. Es un tejido pesado que se encuentra comúnmente en los países orientales. Crea un ambiente de belleza, elegancia y arte de primer nivel. Esta alfombra tiene un alto valor estético, pero también el cuidado y mantenimiento. A continuación se muestran algunas de las formas fáciles de mantener sus alfombras orientales como nuevas.

Evite el calor directo del sol

Los rayos del sol son extremadamente dañinos para el color de la alfombra. Puede hacer que el tinte de la alfombra se desvanezca con el tiempo. Por lo tanto, en la medida de lo posible, debe evitar colocar la alfombra en un área con luz solar directa.

Gire la alfombra con regularidad

Idealmente, las alfombras deben rotarse cada uno o dos años, pero cuando se trata de alfombras orientales, es imprescindible rotarlas cada dos meses. Al girar la alfombra, podrá distribuir el tráfico de manera equitativa, lo que le dará a su alfombra un aspecto más uniforme.

Aspirar la alfombra

Las alfombras son propensas al polvo y la suciedad, por lo que es mejor limpiarlas con la aspiradora. Sin embargo, las alfombras orientales, especialmente situadas en áreas de mucho tráfico, necesitan pasar la aspiradora con regularidad. Un consejo al aspirar una alfombra oriental: apague la barra batidora para evitar la posibilidad de corridas y rasgaduras, especialmente en las partes delicadas de la alfombra.

Voltea la alfombra

Las alfombras orientales suelen tener flecos en los extremos y pueden retorcerse y enredarse con el tiempo. Al soltar los enredos, asegúrese de no peinarlos, ya que podría dañar las fibras naturales de la alfombra. Puede enderezar fácilmente el fleco simplemente volteando la alfombra de un extremo a otro. Simplemente agarre el extremo de la alfombra y camine sobre el otro extremo.

Limpieza de manchas

Las alfombras son propensas a mancharse, especialmente si están ubicadas en áreas de la casa con mucho tráfico. Limpiar inmediatamente los derrames con un paño seco. Para las manchas, use solo agua limpia para limpiar la mancha. En la medida de lo posible, no use jabón, lejía y otros productos de limpieza abrasivos, ya que pueden dañar la calidad de la tela. Para las manchas difíciles, lo mejor es contratar el servicio de un profesional. Servicio recomendado de limpieza de alfombras orientales en Nueva York.. Estas empresas tienen el conocimiento, las habilidades y el equipo necesarios para limpiar a fondo incluso la fibra más delicada.

Usa relleno

Colocar un relleno debajo de la alfombra puede ayudar a prevenir las arrugas y así mantener la alfombra en su forma. Hace que la alfombra sea segura y cómoda para caminar.

Limpia la alfombra con regularidad

A la hora de limpiar la superficie de la alfombra hay que utilizar una esponja o paño humedecido con agua fría. Es eficaz para eliminar el polvo de la superficie y mantener las alfombras limpias y frescas.

Ventilarlo

Las alfombras son propensas a la acumulación de humedad, lo que puede ser un lugar perfecto para el moho y los hongos. Es la razón por la que tu alfombra huele fatal. Sería de gran ayuda si vas a secar la alfombra al aire libre. Hágalo cada seis meses aproximadamente, especialmente si la alfombra está ubicada en áreas donde los derrames son prominentes.

Considere el lavado y la limpieza profesional de alfombras

Si la alfombra está muy sucia de suciedad, lo mejor que puede hacer es hacer que la limpien y laven por un profesional. Idealmente, las alfombras orientales deben lavarse profesionalmente cada dos años para restaurar sus fibras naturales. Las alfombras, especialmente las alfombras orientales, no son baratas y está bien que las limpien y mantengan con regularidad. Le costaría dinero, pero si lo limpia profesionalmente de vez en cuando, podrá prolongar la vida útil de su alfombra.