Atrás quedaron los días del acto de equilibrio del boombox en la cadera y los engorrosos cables de los teléfonos celulares de primera generación. De hecho, el mundo de la tecnología ahora está indisolublemente ligado a la industria de la moda, y la mayor parte de este fenómeno se puede atribuir a una mejor portabilidad de los dispositivos electrónicos. Tanto los teléfonos inteligentes como las tabletas son atractivos, magníficamente portátiles y son un símbolo icónico de riqueza y buen gusto en general. Echemos un vistazo más de cerca a cinco formas únicas en que la moda y la tecnología se cruzan a la perfección y sirven como testimonio de la cultura de consumo moderna.

1. La portada lo tiene

Si bien los soportes o fundas para teléfonos celulares estilo riñonera ciertamente están pasados ​​de moda, la mera presencia de una tableta o un teléfono inteligente en la mano despierta individualidad y confianza. Los dispositivos electrónicos suelen estar adornados con todo, desde adhesivos de vinilo para la parte posterior del dispositivo hasta accesorios de moda. Guardaespaldas estuches para teléfonos inteligentes y todo lo demás en el medio.

2. Influencia de las redes sociales

Los principales sitios de redes sociales brindan al usuario cotidiano un mayor conocimiento de las principales tendencias en la industria de la moda. Los consumidores ya no dependen de las suscripciones mensuales a revistas de moda o de los catálogos para hacerse una idea clara de las tendencias actuales y futuras. Un simple desplazamiento hacia abajo en el feed de Instagram de un usuario es más que un pasatiempo sin sentido o la saciedad de los antojos de contenido. En cambio, cada imagen contribuye a un collage cultural.

3. El producto innovador

Con la tecnología portátil y portátil surge la necesidad de artículos elegantes que cumplan el doble propósito de la estética y la funcionalidad. Actualmente, los dispositivos tecnológicos portátiles, como reloj inteligente de Apple, tienen una función limitada y deben ir acompañados del producto de tamaño completo. Sin embargo, los tejidos inteligentes, que pueden activar la tecnología con un movimiento de muñeca, son una realidad en un futuro no muy lejano. Tal tecnología pone más funcionalidad en manos del propio producto de moda.

4. El auge del estudio virtual

Con el aumento de la disponibilidad de la educación en línea, es más fácil que nunca para los estudiantes aprender sobre moda y crear/compartir el futuro de la moda a través de portales en línea utilizados para la colaboración en el aula. Los estudiantes ya no están confinados por las fronteras, ya que el aprendizaje en línea promueve un intercambio cultural rápido para los estudiantes internacionales.

5. Mayor accesibilidad en general

Las tendencias de la moda quizás estén más extendidas que nunca, gracias a las capacidades de Internet. La televisión por cable y sus canales de moda, como MTV y VH1, eran codiciados por adultos jóvenes en todo el país antes de que los blogs, los vlogging y el acceso a la televisión sin cable protagonizaran la conquista definitiva. Comercio movil funciona desenfrenadamente con tendencias vanguardistas a disposición de los consumidores las 24 horas del día, los 7 días de la semana. El crédito, el débito, PayPal y los cupones ofrecen opciones de pago rápidas y sin inconvenientes, y las estadísticas muestran una preferencia importante por las compras en línea sobre la experiencia tradicional de compras físicas. De hecho, la prueba está en el pudín, por así decirlo. Los centros comerciales están cerrando. Los principales nombres en el comercio minorista están cerrando sus puertas, lo que significa una nueva generación de consumidores que saben lo que quieren, sin bravuconería.

Gracias al rápido intercambio de información a través de Internet, casi todas las personas comprenden la importancia de las tendencias, independientemente de su cultura o nivel socioeconómico. Las líneas se están desdibujando y, con suerte, la integración de la moda y la tecnología marca el comienzo de una nueva era de consumidores conspicuos que ya no están estigmatizados. El intercambio gratuito y sin restricciones de contenido entre plataformas mantiene a todos mejor informados como consumidores y promueve un mercado más grande de competidores en general.