El color de tendencia inesperada del verano es el beige. Y, además, se lleva y combina como nunca. Parece que tenemos un color tendencia para el verano y no te imaginas cuál ni cómo combinarlo.