El diseño ideal para residencias de mayores - diseño de interiores, diseño, residencia de ancianos

Los hogares de ancianos y las entidades de atención social han estado en los titulares recientemente, y muchos enfrentan una importante crisis de personal a raíz de la variante del coronavirus Omicron.

Hasta la fecha, más de 11.000 trabajadores de residencias están de baja por el Covid-19 y razones de autoaislamiento, con establecimientos que buscan lograr el equilibrio entre la creación de entornos de vida funcionales que también sean seguros y protegidos.

Por supuesto, el diseño y la distribución fundamentales de las residencias también pueden ayudar a crear un espacio funcional y ergonómico. Entonces, aquí hay una breve guía sobre cómo aplicar tres de los principales principios de diseño en un hogar de cuidado en funcionamiento:

1. Espacio

El espacio es uno de los elementos de diseño más importantes en todos los proyectos de interiorismo, pero especialmente en el caso de las residencias.

Esto no solo actúa como base para todo el entorno, por ejemplo, sino que también es importante para crear espacio adicional en el piso para el movimiento seguro, el acceso y el uso de ayudas para la movilidad.

Con esto en mente, tendrá que reorganizar y reimaginar el espacio interior de su hogar de cuidado, con un enfoque claro en la ergonomía y las necesidades precisas de sus residentes. Esto puede ayudar a reducir las llamadas de ambulancia con el tiempo, mientras que crear el nivel óptimo de espacio vacío ayuda a minimizar la cantidad de peligros de tropiezos y caídas.

El deseo de maximizar el espacio de piso también debe informar su elección de muebles para el hogar, que debe ser compacto en la medida de lo posible, pero también capaz de proporcionar ayuda para la vida asistida cuando sea necesario.

2. Luz

Existe una relación intrínseca entre el espacio y la luz, siendo esta última clave también en los establecimientos residenciales de mayores a nivel nacional.

No es importante si se trata de luz natural o sintética, siendo la clave proporcionar niveles de iluminación confiables y consistentes que puedan ayudar al ojo que envejece. Este puede ser un equilibrio delicado para lograr, por lo que el espacio y la luz deben trabajar al unísono para crear un interior seguro y navegable.

Los costos de consumo de energía también representan una consideración clave para los hogares de ancianos, por lo que existe una necesidad apremiante de maximizar el uso de la luz natural cuando sea posible. Puede lograr esto con la colocación creativa de puertas y ventanas, mientras que los diseños sin marco también pueden mejorar la apariencia de la luz natural en algunos casos.

También deberá concentrarse en el despliegue de luz blanca artificial en habitaciones funcionales, como comedores, mientras que los tonos cálidos y acogedores se pueden usar en ambientes relajantes, como dormitorios.

3. Formulario

La forma es un elemento de diseño que a menudo se pasa por alto, y se refiere a la forma de una habitación y cómo su contenido impacta en el diseño predominante.

Fundamentalmente, cualquier cosa que sea tridimensional representa una forma, desde camas y sillas hasta mesas e iteraciones especializadas de muebles de vida asistida.

Hay dos categorías principales de forma (a saber, geométrica frente a natural y abierta frente a cerrada), y lograr el equilibrio óptimo entre estos tipos es crucial para implementar con éxito un diseño cohesivo y práctico.

En este sentido, existe un importante cruce entre forma y función en el diseño interior de las residencias, con el uso de suelos laminados con acabado de madera que ofrece la encarnación perfecta.

Por ejemplo, se ve natural y contribuye a un interior elegante, mientras que también es extremadamente fácil de limpiar y mantener con el tiempo.