La sostenibilidad no es solo otro tema de moda que aparentemente surgió de la nada para desaparecer lentamente en uno o dos años. Las soluciones ecológicas, ecológicas y respetuosas con el medio ambiente aparecen con mayor frecuencia en algunas de las revistas de diseño de interiores más populares, por lo que la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente llegaron para quedarse.

El interiorismo sostenible busca reducir los impactos negativos que el consumo tiene sobre el planeta. También tiene como objetivo crear interiores saludables y que funcionen mejor a través de ideas como la elección de materiales no tóxicos y la decoración con elementos funcionales y respetuosos con el medio ambiente. Alternativamente, puede optar por renovar lo que ya tiene en lugar de reemplazarlo con algo nuevo y producido en masa.

Las 4 mejores ideas de diseño de interiores sostenibles para un hogar ecológico: luz natural, hogar, muebles, ecológico

La gran cantidad de opciones que puede tomar al convertir su casa en un lugar más sostenible puede parecer abrumadora. La buena noticia es que ser amigable con el planeta es más fácil de lo que piensas cuando se trata de decorar y organizar tu espacio. Si eso suena como algo que le interesa, consulte estas cuatro ideas de diseño de interiores sostenibles que puede implementar para convertir su hogar en un espacio ecológico.

Elija materiales de bajo impacto

Los productos de bajo impacto están hechos de materiales que son naturales, renovables y no tóxicos. Trate de elegir madera, corcho, tierra comprimida, bambú o metales reciclados para muebles y accesorios. Optar por algodón, lino, lana y cáñamo orgánicos o reciclados es una excelente opción cuando se trata de textiles.

Por ejemplo, si te gusta decorar tus habitaciones con almohadas o mantas, puedes buscar las de marcas ecológicas. Además de eso, en lugar de elegir una funda de almohada peluda que sea sintética y, por lo tanto, no sostenible, puedes buscar una hecha de algodón o cáñamo. Lo mismo se aplica a todo tipo de mantas, incluida una manta ponderada. Si te tomas tu tiempo y te esfuerzas, seguramente podrás encontrar algo que sea sostenible.

Usa luz natural

Es un hecho bien conocido que una de las mejores maneras de ahorrar energía es confiar en la luz natural tanto como sea posible en lugar de encender las luces. Al abrir las cortinas y dejar entrar la mayor cantidad de luz solar posible, puede reducir la dependencia de su hogar de la iluminación artificial durante el día.

Esto no solo le ahorra dinero, sino que también tiene un efecto positivo en el medio ambiente, ya que reduce la necesidad de encender las luces durante el día, que pueden consumir más electricidad de la que sería necesaria.

Si necesita mantener sus ventanas cubiertas por razones de privacidad, puede elegir persianas en lugar de cubrirlas con cortinas que bloqueen la luz natural. Por ejemplo, las persianas de día y de noche pueden filtrar la luz y oscurecer al mismo tiempo, lo que las convierte en una de las opciones más populares debido a su versatilidad.

Las persianas romanas son más caras. Suelen ser de algodón y se pueden subir o bajar con la ayuda de un sistema de cuerdas y anillos cosidos en el reverso de la tela. Además, no hay mucho plástico involucrado en el diseño de las persianas romanas.

Comprar Mobiliario Sostenible

Una de las soluciones de diseño de interiores sostenibles más accesibles es elegir muebles sostenibles. ¿Qué significa exactamente? El mobiliario sostenible se basa en el ciclo cerrado de reciclaje. Está destinado a ser reutilizado continuamente, desmontado y luego reutilizado nuevamente. En los productos que elijas, debes buscar cualidades como la durabilidad y la no toxicidad. Los muebles sostenibles también deben estar hechos de materias primas renovables como bambú y madera o algodón y lino (para tapicería).

Las mejores opciones de muebles sostenibles se crean a partir de artículos reciclados como madera recuperada, textiles reciclados y materiales reutilizados como tarimas de madera. Incluso puedes encontrar muebles hechos con botellas de plástico recicladas y otros productos de desecho no biodegradables. Si no sabe dónde debe buscar esos muebles, intente en tiendas como Etsy, West Elm o Sabai.

Elija pintura no tóxica

Las pinturas no tóxicas no solo huelen mejor después de pintar la habitación con ellas, sino que también son más seguras de usar en comparación con las pinturas tóxicas, que contienen sustancias químicas nocivas. Si está interesado en ideas de diseño de interiores ecológicas, optar por una pintura no tóxica podría ser una de las mejores cosas que puede hacer por su hogar. No solo le evitará tener que lidiar con productos químicos, sino que también hará que su hogar sea más seguro para los miembros de su familia que pasan más tiempo adentro que nadie.

Puede detectar una pintura no tóxica comprobando si contiene compuestos orgánicos volátiles bajos o nulos (COV), tiene un olor mínimo o nulo, o está etiquetada como pintura natural. Ejemplos de marcas de pintura que no son tóxicas son Clare Paint, ECOS Paints y The Real Milk Paint Co.

Conclusión

No hay necesidad de sentirse abrumado al hacer que su hogar sea ecológico. Todo lo que tiene que hacer es echar un vistazo a su casa y ver qué puede cambiar y mejorar para que sea mejor para el medio ambiente.

Y si desea hacer de su hogar un lugar más sostenible, puede comenzar con las ideas de diseño de interiores anteriores. Son fáciles de implementar, no romperán su presupuesto e incluso un principiante puede lograrlos fácilmente. Pruebe estas ideas y, en poco tiempo, tendrá una casa ecológica que hará que todos sus amigos sientan envidia de sus hermosos interiores. ¡Divertirse!