¿Alguna vez te has parado a pensar en el impacto que tienen tus rutinas de belleza en el medio ambiente? La cosmética ecológica está cada vez más presente en la mente de las mujeres que quieren cuidarse por fuera sin tener consecuencias negativas “por dentro”. Además, las marcas se están renovando en este sentido, utilizando materias primas de alta calidad, naturales y ecológicas.

¿Qué es un cosmético ecológico?

Pinterest

Los cosméticos orgánicos ayudan a mejorar tu piel con ingredientes naturales. Deben ser respetuosos con el medio ambiente, por lo que debes asegurarte de comprar productos cosméticos orgánicos. Es decir, trate de evitar el uso de pesticidas y fertilizantes químicos.

En los últimos años ha aumentado la preocupación por cuidar nuestra piel de forma responsable y consciente. Cada año se ha incrementado el sector de la cosmética ecológica, multiplicando las opciones de recurrir al uso responsable, dejando a un lado la cosmética convencional.

¿Cómo diferenciar la cosmética ecológica?

La respuesta a esta pregunta puede resultar desafiante. Deberías dedicar horas a estudiar y comparar las diferentes etiquetas de los cientos de productos que encontrarás en las estanterías o en los catálogos online. Muchas veces también puede ayudar acudir a determinadas páginas web para conocer la filosofía de la marca de esa crema o champú que estás pensando en comprar.

De todos modos, debes saber que a estas alturas no es tan complicado como lo era hace unos años. La información se ha vuelto más clara, en ocasiones por exigencias de las instituciones o por la garantía que ofrecen ciertos certificados de calidad. Por ello, la apuesta de las marcas ecológicas ha dado sus frutos, priorizando la transparencia de sus productos en muchas ocasiones.

Componentes 100% naturales

Pinterest

Los cosméticos orgánicos utilizan un porcentaje mínimo de ingredientes que provienen de la naturaleza. Entonces, los componentes más utilizados se derivan de extractos, plantas o aceites. Sin embargo, la principal diferencia entre los cosméticos orgánicos con respecto al resto está en el cultivo de los ingredientes. Estos deben provenir de una agricultura ecológica y responsable.

Definitivamente, este último apartado se refleja en nuestra salud y el medio ambiente, especialmente cuando lo comparamos con las consecuencias de la cosmética convencional. Hoy no hay excusa para que las marcas incluyan la esencia de la naturaleza y la modernidad en cada una de sus creaciones. Sin embargo, muchos todavía prefieren recurrir a productos contaminantes que dañan la piel y el medio ambiente, debemos saber diferenciarlos y evitarlos en la medida de lo posible.

Requisitos a cumplir

Algunas de las condiciones que recomendamos seguir para beneficiarse del término “cosmética orgánica” son las siguientes:

  • Libre crueldad animal. Es un requisito que se debe cumplir tanto en los ingredientes, como en la fabricación, y las pruebas de viabilidad. No se realizan pruebas en animales.
  • Adios a sintético fragancias y tintes.
  • Obviamente, derivados del petroleo (tipos de parafina, PEG, propil-, – alquil-, etc.) pueden ser perjudiciales para nuestra salud, al igual que los derivados de silicona. No debería encontrar nada de esto en sus etiquetas.
  • Libre de radiación productos, ya que el proceso de producción debe ser lo más ecológico posible.
  • Sin ingredientes modificados genéticamente. En otras palabras, siempre deben seguir Regulaciones de la UE.

En definitiva, utilizar un producto de estas características implica un contacto directo con la naturaleza. Esto se debe a que los principios activos de los extractos de plantas ofrecen lo mejor de sí mismos: calidad, salud, conciencia, bienestar y belleza. Lo conseguirás a través de la cosmética ecológica.

¡Cambie a la cosmética orgánica!

Pinterest

Probablemente hayas escuchado algunos engaños sobre los cosméticos orgánicos, como que no son tan efectivos como los productos convencionales o que no huelen bien. Estos son conceptos erróneos que no aprenderás a desmentir hasta que pruebes esta alternativa que cada vez deja más satisfechos a mujeres (y hombres).

Ahora ha aprendido que los cosméticos con etiqueta ecológica son mejores para su salud y el alivio del planeta. Además, funcionan tan bien como sus equivalentes químicos, sin recurrir a componentes nocivos, también libres de crueldad hacia los animales. Atrévete a probar la cosmética ecológica y si ya lo has hecho, ¡cuéntanos tu experiencia!