Chocar el cuerpo con agua fría es una tendencia que ha crecido de forma explosiva en los últimos años. Pero no solo es una forma efectiva de despertarse por la mañana, también tiene muchos beneficios para la salud.

Después de una primavera fría, muchas personas anhelan calor. Pero cuando sube la temperatura del agua, debes bajar la temperatura de la ducha para participar de los beneficios para la salud que obtienes al sacudir el cuerpo con agua helada. Un sistema inmunológico fortalecido, niveles más bajos de estrés y una piel radiante pueden ser un efecto de tomar una ducha fría.

Beneficios para la salud de tomar una ducha fría

Pinterest
Pinterest

Mejor circulación sanguínea y menos dolor.

Cuando te duchas con agua fría, las venas se contraen. El agua fría, por tanto, estimula la circulación sanguínea y se pueden eliminar toxinas del torrente sanguíneo, reduciendo la inflamación de los tejidos.

Sistema inmunológico fortalecido

El aumento de la circulación sanguínea y el trabajo del cuerpo para mantenerse caliente también aumenta su metabolismo, estimulando el crecimiento de glóbulos blancos. Muchos estudios han demostrado que las personas que se duchan con agua fría combaten los resfriados más rápido.

Alivia el estrés

Aunque una ducha fría puede parecer espontáneamente una experiencia estresante para el cuerpo, el resfriado repentino hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas y reduzca nuestros niveles de estrés. Especialmente a largo plazo, el golpe repentino del frío puede hacer que el cuerpo maneje mejor las situaciones estresantes.

Beneficioso para la piel y el cabello.

El agua caliente elimina algunos de los aceites protectores naturales que producen la piel y el cuero cabelludo. El agua fría, por lo tanto, nos ayuda a conservar la humedad en la piel y el cabello y así permite que el cabello conserve su brillo y la piel su lustre.