Hay muchos errores cuando se trata de perder peso que se cometen a menudo. Muy generalmente se buscan soluciones rápidas y poco pensadas. Saltarse comidas, no beber agua o pensar solo en la báscula son algunas de las cosas que se hacen mal cuando queremos adelgazar. Y eso no solo perjudica nuestra salud física y mental sino que tampoco ayuda en nada a lograr bien nuestros objetivos.

Errores que cometes cuando quieres adelgazar

1. Reducir drásticamente la ingesta calórica

Una ingesta calórica demasiado baja normalmente se traduce en el efecto contrario al deseado: además de pasar hambre, nuestro metabolismo se ralentiza y entra en ‘modo ahorro’ consumiendo menos calorías. ¿El resultado? Le resulta muy difícil perder peso.

Solución: Plan de limpieza un día a la semana

La forma más efectiva de ayudar a su cuerpo a quemar grasa es combinar días de menor ingesta calórica con días de ingesta normal. Eso sí, no merece la pena pasar hambre. ¿Sabías que con un plan de limpieza solo un día a la semana puedes lograr tus objetivos de adelgazar y quemar grasa?

2. Frustrarse y liberar estrés y mal humor

Es normal, no obtener resultados rápidamente te pone de mal humor. Pero, ¿sabías que el estrés produce una hormona llamada cortisol y que los niveles altos de cortisol impiden que el cuerpo funcione correctamente? Así es, cuando te enojas activas una alerta de peligro en el cuerpo: el sistema inmunológico se deprime, duermes peor y el cuerpo no solo no quema grasa sino que tiende a retenerla preparándose para futuros imprevistos.

Solución: Meditación, deporte y adaptógenos

Pinterest
Pinterest

La meditación y el deporte dan al cuerpo la serenidad que necesita, reduciendo los niveles de cortisol a su valor normal. Te recomendamos que incluyas en tu dieta superalimentos como los adaptógenos, que reducen de forma natural los niveles de cortisol, eligiendo los más efectivos como la Maca, la Ashwagandha o la acerola y además son deliciosos.

3. No hacer ejercicio

Uno de los grandes errores a la hora de perder peso es llevar una vida sedentaria porque así los músculos se deterioran dando paso a la temida flacidez. ¿Las buenas noticias? Qué agradecido es el cuerpo humano. En cuanto practiques el ejercicio notarás los resultados.

Solución: combinar ejercicios cardiovasculares y de fuerza

Pinterest
Pinterest

El ejercicio es tu gran aliado para acelerar la quema de calorías y grasas. Toda actividad física es buena y te beneficiará, pero lo ideal para conseguir tus objetivos a toda velocidad es combinar ejercicios de cardio (carrera, marcha rápida, natación, ciclismo…) con ejercicios de fuerza (abdominales, sentadillas, fondos…) ideales para convertir la grasa en músculo. ¿Sabías que un mayor porcentaje de músculo en tu cuerpo hará que tu metabolismo basal sea más alto y te ayudará a quemar más calorías a lo largo del día?

4. No dormir lo suficiente

Dormir poco y/o mal también tiene efectos negativos a la hora de perder peso porque se alteran los niveles de las hormonas leptina y grelina, que son las que regulan el apetito y la ansiedad.

Solución: Dormir al menos 8 horas

Y también dormir bien; es decir, con fases de sueño profundo, sueño REM y sueño ligero.