La decoración de bricolaje es una excelente manera de refrescar la apariencia de su hogar. Pero, ¿qué haces cuando la redecoración completa está fuera de discusión y algunos jarrones nuevos simplemente no van a hacer el trabajo?

La mayoría de las veces, cuando pensamos en proyectos de bricolaje, se nos vienen a la mente pequeñas cosas.
¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando piensas en la decoración DIY para tu cocina? Lo más probable es que sea algo pequeño como un estante o un organizador de despensa. Estoy seguro de que no es un salpicadero de cocina, pero ¿por qué no? Puede parecer un proyecto muy ambicioso, pero instalar un salpicadero de cocina es en realidad un proyecto de bricolaje muy factible que podría hacer que su cocina se sienta como nueva, ¡y no tan difícil como podría pensar!

Los salpicaderos de plástico son higiénicos, duraderos y se ven geniales. Mejor aún, son tan fáciles de instalar como de reemplazar. Entonces, cuando sus gustos cambien, puede cambiar fácilmente su salpicadero por un color o diseño diferente.

Empezando

Antes de empezar, tienes que tomar algunas medidas. Sea preciso con esto, ya que no quiere gastar dinero en exceso de material, o peor aún, comprar menos de lo que necesita y luego darse cuenta de que le faltan unos centímetros antes de estar cerca de terminar.

El siguiente paso es elegir los materiales. Considere el color y el acabado de los gabinetes de su cocina y, por supuesto, la encimera para que se vean bien con el salpicadero que seleccione. Hay muchos materiales con diferentes formas y colores que puede elegir, pero para una sensación de alta calidad, utilizando láminas acrílicas para sus salpicaduras de cocina de bricolaje son la mejor opción.

¿Por qué acrílico?

Pero, ¿por qué acrílico? Es un material muy popular para este tipo de proyectos, ya que ofrece versatilidad y buen valor, además de ser fácil de trabajar y brinda una gama de opciones que se adaptan a su estilo.

El acrílico es liviano y fácil de trabajar, ofrece muchas de las propiedades del vidrio sin el peso, el costo y la fragilidad que conlleva una hoja grande. Prácticamente, son impermeables y también pueden ser resistentes al calor, lo que facilita la limpieza de tu cocina. Empresas como Plastic Sheets Shop pueden cortar sus láminas acrílicas según sus especificaciones exactas, lo que significa que las piezas pueden llegar listas para encajar.

Las láminas acrílicas están disponibles en una amplia gama de colores, pero lo que es más importante, también pueden ser transparentes, mates o turbias. Dándole control total sobre el esquema de color y la sensación del diseño terminado. Por ejemplo, ¿por qué no usar láminas transparentes para lucir ladrillos antiguos, o mezclar colores y acabados para obtener su propia apariencia única?

Ajuste de su salpicadero

Una vez que haya cortado sus sábanas a la medida, ajustarlas no podría ser más fácil. Se pueden colocar fácilmente sobre un salpicadero viejo en un marco de madera simple, según la forma de su cocina. Desde aquí, las hojas se pueden fijar con tornillos y adhesivo, lo que significa que su nueva cocina estará lista en minutos, en lugar de días.

¿Vale la pena pasar por todos estos problemas solo para actualizar la cocina? Absolutamente. Los azulejos de la cocina anticuados están haciendo que una de las habitaciones más importantes de su hogar se sienta cansada y anticuada. En cambio, cada vez más personas buscan materiales modernos y reemplazan los viejos con modernos paneles acrílicos.

La mejor parte es que no solo es simple y económico de hacer usted mismo, sino que, combinado con una simple iluminación LED, le dará a toda su cocina una nueva apariencia en un instante.